El lado amargo de los refrescos

Por Brisa Muñoz
Viernes, 16 de Diciembre del 2016, 15:28 hrs.

A tres años de aumentarles el impuesto apenas disminuyó su ingesta y los recursos de ese gravamen es un misterio

No todo es dulce sobre los refrescos y las bebidas azucaras, sobre todo si tiene que ver con la salud, y el destino de los recursos del impuesto que se les agregó desde 2014 cuando se buscó una solución al problema de obesidad que hay en México, pues ocupamos el nada honroso primer lugar en obesidad infantil y el segundo en obesidad en adultos.

bebiendo refresco

En ese entonces la obesidad fue declarada prioridad de salud y se crearon diversos programas enfocados a combatirla, toda vez que estudios recientes revelaron que cerca de 70 mil personas mueren al año por problemas y enfermedades asociadas a la obesidad, y se determinó que el impuesto a refrescos y bebidas azucaradas debía ser del 16 por ciento más $1 por litro del llamado Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS); es decir, actualmente tres de cada 10 pesos que pagas por un refresco o una bebida azucarada son impuestos.

Desafortunadamente, los estudios sobre los avances de estas medidas para mitigar tan altos niveles de obesidad aunque muestran algunos avances pareciera que no son suficientes para revertir la problemática, así como tampoco se conoce a dónde han ido a parar los más de 51 mil millones de pesos que se estiman se han recaudado por el impuesto.

datos refrescosCaptura de pantalla del informe del ITAM: Estudio “Impuestos Calóricos”

Datos de la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (Ensanut) indican que uno de cada tres adolescentes de entre 12 y 19 años presenta sobrepeso u obesidad. Para los escolares, la prevalencia combinada de sobrepeso y obesidad ascendió un promedio del 26 por ciento para ambos sexos, lo cual representa más de 4.1 millones de escolares conviviendo con este problema.

A principios de este año, la Asociación Nacional de Productores de Refrescos y Aguas Carbonatadas (ANPRAC) y el Consejo Mexicano de la Industria de Productos de Consumo (ConMéxico) señalaron que el impuesto de un peso por litro en estas bebidas, no ha reducido significativamente el consumo de los productos ni la ingesta de calorías en el país. En otras palabras, que esta medida ha sido poco efectiva para la reducción del sobrepeso y la obesidad en México.

shutterstock_394863769

De hecho, los números sobre el consumo de refrescos desde 2014 son contradictorios. Los representantes de las refresqueras señalan que el consumo de estas bebidas cayó entre 1.9 y 6 por ciento ese mismo año, pero en 2015 la Secretaría de Hacienda reportó que en vez de que se redujera la compra de estos productos, aumentó 13 por ciento en comparación con el año anterior.

Ya desde que se discutía esa medida, las refresqueras criticaron que dicho aumento carecía de sustento técnico y jurídico. Además, alegaron, que en vez de reducir el consumo de bebidas azucaradas, sólo se afectaría el bolsillo de las personas con menores recursos seguirían comprando estos productos.

supermarket 1229744

Por su parte, investigadores del Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) también plantearon que ese impuesto, en lugar de reducir el consumo calórico, sólo ha logrado la sustitución de los productos usuales por otros más baratos. Según las refresqueras, la ingesta de calorías apenas fue reducida en un 0.5 por ciento por día, es decir, un promedio de reducción de 6 a 10 calorías diarias, de una dieta calculada de más de 3 mil calorías como la que llevan millones de mexicanos.

En contraste, una investigación, divulgada por la revista especializada PLOS Medicine, obra de un equipo de científicos de la Universidad de California reveló que las medidas tomadas por México salvarán unas 18 mil 900 vidas de adultos de entre 35 y 94 años y reducirá el impacto de la diabetes y otras enfermedades en el país.

diabetes 1724617

Pero no sólo eso, el pasado 10 de octubre, un nuevo estudio reveló que entre 2001 y 2015 las compañías refresqueras Coca-Cola Company y PepsiCo realizaron patrocinios a 96 organizaciones de salud en Estados Unidos con el objetivo de minimizar la concientización sobre el vínculo entre los refrescos y otras bebidas azucaradas y la obesidad; e incluso presionaron en contra de 29 proyectos de Ley de salud pública que buscan reducir el consumo de refrescos.

El documento afirma que entre 2011 y 2014 Coca-Cola gastó más de seis millones de dólares al año en este tipo de patrocinios, y PepsiCo unos tres millones al año en promedio.

shutterstock_348926726

Aun así, la Amprac y el ConMéxico aseguraron que es necesario seguir analizando los efectos del impuesto a largo plazo para evaluar su efectividad, así como acompañarla de otras medidas, como la Estrategia Nacional para la Prevención y Control de Sobrepeso, Obesidad y Diabetes, y como el Observatorio Mexicano de Enfermedades No Transmisibles.

Opacidad sospechosa

Una de las preguntas recurrentes que se hacen empresarios del ramo refresquero y políticos, es cómo se están utilizando los más de 50 mil millones de pesos recaudados por el IEPS en poco más de tres años. Si bien se planteó desde un principio que los recursos generados por esta medida serían destinados para la lucha contra la obesidad y el sobrepeso, la percepción generalizada es que se han visto pocos resultados.

shutterstock_109337420

El pasado 26 de julio, el senador Zoé Robledo dijo en su intervención en la tribuna de dicha cámara, que es “hora de preguntarnos” qué se han hecho con estos recursos, por lo que propuso un punto de acuerdo para que el Congreso de la Unión solicite u informe por parte del gobierno federal sobre qué medidas se han realizado con los recursos generados por el IEPS en ese lapso de tiempo.

En su discurso, el legislador perredista reconoció que hay avances en la implementación de algunas medidas, como la instalación de bebederos en escuelas, pero aseguró que si se va a incrementar el impuesto, entonces se tiene que gastar mejor ese dinero.

shutterstock_283206281

Este llamado no es un hecho aislado. En 2015, la bancada del PAN en el Senado exhortó a la Secretaría de Hacienda para que informe sobre los impuestos recaudados a refrescos y bebidas saborizadas con azúcares añadidos, así como explicar el destino de dichos ingresos que estaban destinados a dotar de agua potable a escuelas públicas mediante bebederos.

A pesar de las dudas sobre el destino del dinero del IEPS, ambos legisladores coincidieron, por separado, el continuar con el impuesto a los refrescos y las bebidas azucaradas.

NOTICIAS RELACIONADAS

  • Se celebra el New York Fashion WeekSe celebra el New York Fashion Week
  • Selena Gomez fue sometida a un trasplante de riñónSelena Gomez fue sometida a un trasplante de riñón
  • Mark Hamill viene a México para promover ´Star Wars’Mark Hamill viene a México para promover ´Star Wars’
  • Escandaliza precio de Iphone XEscandaliza precio de Iphone X
  • Revelan la primera imagen del nuevo HellboyRevelan la primera imagen del nuevo Hellboy
  • Convierten a Maluma en feministaConvierten a Maluma en feminista
  • RoomieBot, el primer robot mexicano asistente del hogarRoomieBot, el primer robot mexicano asistente del hogar
  • Conoce las novedades en el Apple Event 2017Conoce las novedades en el Apple Event 2017
  • “It” rompe récords de taquilla en EE. UU.“It” rompe récords de taquilla en EE. UU.
  • Expondrá “El César” la vida de la leyenda del boxeoExpondrá “El César” la vida de la leyenda del boxeo
  • Diego Luna será dirigido por Woody AllenDiego Luna será dirigido por Woody Allen
  • Reconocen labor filantrópica de Carlos SlimReconocen labor filantrópica de Carlos Slim

Idioma

Mexico News Network
TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS 2017