Conoce dónde puedes degustar comida prehispánica

Jabalí, gusanos de maguey, jumiles y hasta venado forman parte de la oferta gastronómica en la Ciudad de México.

Por Redacción MXN miércoles, enero 3, 2018 comentarios

Jabalí, gusanos de maguey, jumiles y hasta venado forman parte de la oferta gastronómica en la Ciudad de México.

 

 

México es reconocido en el mundo por su variedad gastronómica, resultado de muchos siglos de mestizaje; sin embargo la tradición de la cocina mexicana se remonta varios siglos atrás y por muy sorprendente que parezca, aún se puede degustar platillos prehispánicos en ciertos lugares de la capital.

 

COMIDA_3Imagen original tomada de la cuenta de Twitter: @lily_cortez_07

 

En pleno corazón del centro histórico se encuentra el Restaurante de Chon –antes conocida como La fonda de Don Chon-, aquí se sirven algunos de los mejores platillos del antiguo imperio azteca, como los escamoles, los acociles (crustáceos de río), el jabalí y los gusanos de maguey; los cuales eran asiduos en la mesa del emperador Moctezuma.

 

COMIDA_2Imagen original tomada de la cuenta de Twitter: @maspormas

 

Este lugar es liderado por el chef Fortino Rojas, quien a pesar de sus 76 años, sigue dirigiendo la cocina con rigor, pues “Mi lema es que todo lo que corre, vuela y se arrastra va para la cazuela“.

 

COMIDA_1Imagen original tomada de la cuenta de Twitter: @MXC_Insider

 

La Cocina de San Juan –situado a un costado del mercado que lleva el mismo nombre- es otro lugar en el que se puede apreciar parte de los sabores originales de la comida prehispánica, pues este es un restaurante especializado en insectos comestibles, como los jumiles y los chinicuiles, además de carnes exóticas como el búfalo, el cocodrilo y el venado. Como introducción puedes ordenar una sopa de flor de calabaza o de huitlacoche.

 

COMIDA_4Imagen original tomada de la cuenta de Twitter: @Huidas

 

En Coapa, se encuentra otro lugar para degustar, se trata de Sabor de Luna, aquí los insectos también dominan el menú, así como carnes de conejo, rana y caracol; acompañadas de pulques curados, aguas frescas y por supuesto, mezcal.