Calaveras de azúcar, un dulce recuerdo de los muertos

Conoce el origen de este famoso elemento que adorna las ofrendas mexicanas.

Por Valeria Tenorio viernes, octubre 26, 2018 comentarios

Ya falta muy poco para poner la ofrenda y uno de esos elementos que no puede faltar en nuestro altar de muertos son las populares calaveras de azúcar.

Estos deliciosos dulces en forma de cráneos provienen de las culturas mesoamericanas quienes consideraban a la muerte como sólo la conclusión de una etapa de vida que se extendía a otro nivel. Por ello, conservaban las cabezas como un trofeo por haber concluido un ciclo y ofrecían la vida a sus dioses con sacrificios humanos.

Dichos rituales fueron prohibidos cuando llegaron los españoles y fueron sustituidos por otros que congeniaran con las creencias católicas.

Imagen original, fuente: Página El Informador

Las calaveritas de azúcar son producidas del alfeñique, una especie de caramelo que se elabora con base de azúcar pura de caña moldeable, traído por los hispanos. Son moldeadas artesanalmente, con anillos en los ojos, decorados con coronas, espirales y grecas multicolores, llevando en la parte superior el nombre de la persona a la que va destinada.

En el Estado de México, por su feria anual dedicada al alfeñique, la calaverita tiene su mayor producción.

Imagen original, fuente: Página Más México

Pero no solo se hacen de este material, con el paso del tiempo estas se fueron elaborando de otros ingredientes tales como el chocolate, amaranto, tamarindo y gomitas.

Un dulce que deleita nuestro paladar, pero que también nos sirve para recordar a los muertos y el destino que todos compartiremos. Un elemento que usualmente es colocado en el altar y que acompaña la foto de los familiares muertos, velas, flores y otros platillos que servirán de alimento para las almas de nuestros queridos difuntos.