Estudiantes mexicanas convierten agua contaminada en combustible

Convierte en una botella 900 mililitros del líquido en sólo 30 minutos.

Por Valeria Bigurra jueves, agosto 16, 2018 comentarios

Aguas residuales

Jeimmie Gabriela Espino Ramírez y Lisset Dayanira Neri Pérez, estudiantes de Ingeniería Química Industrial del Instituto Politécnico Nacional (IPN), crearon un dispositivo que permite producir combustible limpio a partir de efluentes de aguas negras o ríos contaminados.

Este prototipo llamado Gimfi – que en otomí significa “agua sucia” – tiene un filtro con capas de algodón, arena, carbón, mármol, grava y tezontle, cuya función es retener sólidos de gran tamaño y partículas orgánicas, además de eliminar malos olores y colores.

Las estudiantes, ambas originarias del estado de Hidalgo, explicaron que con muestras recolectadas de diferentes zonas del estado como Tetepango, Mixquiahuala y Atitalaquia, entre otras, introducen 900 mililitros de agua contaminada en una botella de PET para obtener un líquido visiblemente más limpio en un lapso de 30 minutos.

Una de las ventajas de este dispositivo es que su tamaño le permite ser portátil, además, de acuerdo con un comunicado del PIN, este tipo de purificadores podrían generar su propio combustible a partir del agua residual; sin embargo, las estudiantes también aseguran que realizarán modificaciones para añadirle una celda solar, y así convertir a Gimfi en un prototipo sustentable y de bajo costo.

Finalmente se dio a conocer que el líquido obtenido con este procedimiento de filtrado, contiene una mayor cantidad de minerales, lo que resulta benéfico para el proceso de electrólisis que se realiza para producir hidrógeno y aumenta su conductividad.