Conoce las costumbres en la mesa de los mexicas

Según los aztecas, los dioses les dieron alimentos en abundancia, por lo que les veneraban durante la comida.

Por Gerardo del Rivero jueves, diciembre 28, 2017 comentarios

1 alimentos mexicas

Según los aztecas, los dioses les dieron alimentos en abundancia, por lo que les veneraban durante la comida.

 

 

Más allá de que alimentarnos sea una necesidad vital, el rito de comer es de suma importancia para mantener y estrechar los lazos entre los integrantes de un grupo o una comunidad. Incluso, para ello existen reglas y costumbres que deben respetarse, de acuerdo a quienes integran la mesa.

 

1 alimentos mexicasImagen tomada de www.toltecayotl.org

 

Los modales para comer, esencialmente, son una muestra de cultura y distinción, e incluso de la clase social a la cual se pertenece. En México, como en muchos otros países, las normas para “compartir el pan” en familia demuestran el respeto hacia cada uno de los integrantes, principalmente hacia los mayores, así como el rol que juegan los géneros, hombre y mujer, en la sociedad. Y aunque cada vez sean menos comunes dentro de familias contemporáneas, los modos del “buen comer” datan de tiempos muy antiguos.

 

Independientemente de la clase social a la que pertenecieran, los antiguos mexicanos seguían reglas comunes al momento de compartir sus alimentos, en las que, como decíamos, se denotaba el respeto de los jóvenes a los adultos. De esta manera, ningún niño podía probar alimento o bebida antes de que el mayor lo hiciera, a menos que se concediera un permiso especial. Y si algún menor cometía una infracción, nadie más que un adulto podía corregirlo.

 

 

El papel de la mujer en el marco de la cocina mexicana era protagónico y sumamente respetado, desde la preparación de la comida y las tortillas, hasta su imagen y presencia al momento de llevar los alimentos en su itacate, la cual debía ser pulcra y bella. Asimismo, todos se mostraban agradecidos con las cocineras por la admirable labor que representaba su trabajo, y jamás era permitido que alguien se quejara por el sabor, y mucho menos que se dejara comida en los platos.

 

A los jóvenes se les enseñaba a tomar correctamente las tortillas, usando solamente tres dedos, de lo contrario se les preguntaba “¿qué, eres un perro?”, así como que debían interrumpir sus alimentos si, estando en los campos, se advertía la presencia de algún señor.

 

3 alimentos mexicasImagen tomada de http://algarabia.com

 

Por otra parte, las enseñanzas de los viejos (Huehuetlahtolli) causaron admiración incluso entre los invasores; de acuerdo a Salvador Novo, algunas de ellas eran “No comas muy aprisa, no con demasiada desenvoltura, ni des grandes bocados, ni metas mucha vianda en la boca, ni tragues lo que comes como un perro; comerás con sosiego y con reposo, y beberás con templanza; no despedaces la comida, ni arrebates lo que está en el plato. Al principio de la comida lávate las manos y la boca, y también después de haber comido y limpiarás tus dientes”.

 

Para los mexicas, los alimentos eran un regalo de los dioses, por lo que compartir los alimentos era una responsabilidad moral. De esta manera, si un grupo estaba comiendo y notaban que alguien pasaba cerca, invariablemente se le invitaba a comer.

 

 

Queda claro, pues, el sagrado simbolismo del comer para los antiguos mexicanos, desde el balance de su dieta hasta la belleza del rito, independiente de la clase social a la que se perteneciera. Otra práctica más que bien valdría la pena recuperar en nuestros tiempos.