El padre de todos los antojitos mexicanos: el tlacoyo

De alto valor nutrimental, este alimento básico de los mexicanos ha dado origen a los platillos más emblemáticos de la cocina mexicana.

Por Gerardo del Rivero viernes, febrero 23, 2018 comentarios

1 tlacoyo

De alto valor nutrimental, este alimento básico de los mexicanos ha dado origen a los platillos más emblemáticos de la cocina mexicana.

 

Un paradigma maravilloso dentro de la gastronomía mexicana son los antojitos, que, aunque a veces parecieran infinitos por sus múltiples variantes de un lugar a otro dentro del mapa mexicano, en realidad, todos ellos comparten no sólo los mismos elementos: maíz, salsa, cebolla y cilantro, queso o alguna proteína, sino el mismo origen: el tlacoyo, tlatoyo o clacoyo.

 

1 tlacoyoImagen tomada de http://nuviamayorga.org

 

Si te consideras mexicano y no has comido un tlacoyo, vives en un error. Este antojito mexicano, además de ser un manjar, es el padre de todos los demás platillos que tienen como base una tortilla de maíz, alguna proteína, salsa, cebolla y cilantro, y crema y queso.

 

Recordemos la anatomía del tlacoyo: una tortilla, preferentemente de maíz azul, de forma ovalada, rellena de frijoles, habas o, después de la invasión española, de requesón o chicharrón prensado, que se pone al comal y, una vez que esté calientita y doradita, se le añaden nopalitos, cebolla y cilantro, queso, y salsa, verde o roja.

 

2 tlacoyoImagen tomada de www.reporteindigo.com

 

Su origen se remonta a tiempos muy antiguos en el Anáhuac, y era uno de los alimentos básicos de los mexicanos. Las proteínas y minerales que contiene un tlacoyo relleno de frijoles lo convierte en un alimento de alto valor nutrimental, que bien podría ser considerado una comida mucho más completa que, por ejemplo, una hamburguesa con papas.

 

De acuerdo con Arturo Rocha, filósofo mexicano especializado en temas de mexicanidad, tlecóyotl era el nombre que recibía este “bodoque” de frijoles que se colocaba en el rescoldo, entre las cenizas del tlecuil –el lugar dentro de las casas antiguas en donde se hacía el fuego para preparar la comida-. Aunque, como muchas de las palabras derivadas del náhuatl que usamos en la actualidad, su origen es motivo de debate.

 

3 tlacoyoImagen tomada de www.sabrosia.com

 

Como sea, el tlacoyo es por muchos motivos uno de los platillos más ancestrales que todavía se consumen con verdadero gozo por las calles de todo México, quizá principalmente en la capital del país. Por todo lo previo, en 2016 fue declarado como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la Unesco.