2018, en camino a ser el cuarto año con las temperaturas más altas

Las precipitaciones y calor extremo están aumentando por el cambio climático.

Por Andrés Dorta viernes, agosto 3, 2018 comentarios

La ola de calor que sufre gran parte del planeta está relacionado con el cambio climático, según la Organización Meteorológica Mundial (OMM), que además advirtió que las altas temperaturas serán cada vez más frecuentes y que este 2018 va en camino a ser el cuarto año consecutivo con las más altas temperaturas registradas en la historia.

A pesar de las políticas de negacionismo que llevan países como Estados Unidos sobre el cambio climático, para la OMM, que es parte de las Naciones Unidas, no hay duda de que los episodios de precipitaciones y calor extremo están aumentando por este fenómeno.

“El calentamiento global provoca más y más la aparición de situaciones meteorológicas extremas, de manera que las olas de calor serán más frecuentes en la mayor parte del mundo y también durarán más”, señaló la OMM en un comunicado.

Según el Centro Europeo de Predicción Meteorológica, el pasado mes de junio fue registrado como el segundo mes más cálido a escala global y hasta la fecha, el año más caluroso del fenómeno de La Niña.

Por esto, la OMM ve como una “clara señal” la continuidad del cambio climático a largo plazo, causado por el aumento de las concentraciones atmosféricas de gases de efecto invernadero.

Asimismo, los años 2015, 2016 y 2017 han sido confirmados como los tres más cálidos de los que se tiene registros.

El inicio del verano en el hemisferio norte ha estado marcado por condiciones meteorológicas de fuerte impacto, calor extremo y precipitaciones, como ha sido el caso de Japón, con las peores inundaciones y deslizamientos de tierras en décadas, así como en las costas de Omán, donde se cree se ha registrado la temperatura más alta, donde por 24 horas la temperatura mínima llego a 42.6 °C.

El mal manejo de los recursos y la sobreexplotación de estos han vuelto a la Tierra aún más caliente. Foto. Archivo

El calentamiento global es causado mayormente por “aumentos en las concentraciones de gases de efecto invernadero en la atmósfera”, según la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos (EPA), pero este es sólo un aspecto del cambio climático, ya que este incluye precipitaciones, cambios en los patrones del viento, entre otros efectos.