Mujeres, por una lucha constante y vigente

Día Internacional de la Mujer; aún falta un largo camino por avanzar como sociedad.

Por Redacción MNN viernes, marzo 8, 2019 comentarios

El 8 de marzo se conmemora el Día Internacional de la Mujer y lo primero que debemos entender es que no es una fecha para “celebrar” a las mujeres; al contrario, nos encontramos frente a una lucha resistente e histórica que implica temas de gran importancia como igualdad de derechos, equidad, respeto y una serie de conceptos que en pleno siglo XXI parece que no hemos entendido ni hemos dado los suficientes pasos.

La historia detrás de este día resulta sombría y realmente lamentable, ya que muchas mujeres tuvieron que dar su vida para lograr cambios dentro de lo que significa el género en el mundo.

Fue un 8 de marzo de 1857 en Nueva York, cuando un grupo de mujeres decidieron protestar a través de una huelga contra la industria textil en donde trabajan porque las condiciones laborales resultaban realmente deplorables e inhumanas, además de recibir salarios muy bajos.

No obstante, las manifestantes fueron detenidas por policías ante la protesta y fue hasta dos años después que las trabajadoras crearon su propio sindicato con el objetivo de protegerse y tener al menos algunos derechos laborales a los que eran acreedoras.

Posteriormente el 8 de marzo de 1908, más de 15 mil mujeres se manifestaron por las calles de Nueva York para demandar igualdad de género, exigir mejores salarios y uno de los derechos más importantes: el voto. El lema que sostenían era “Pan y Rosas”, el pan representaba la seguridad económica y las rosas, una mejor calidad de vida.

Las mujeres cada vez se hacían más presentes en distintas protestas. Sin embargo, hasta dos años después se logró un cambio claro, ya que Clara Zetkin, una socialista alemana propuso crear un día especial para conmemorar toda la lucha de las mujeres invisibilizadas ante la sociedad.

La propuesta se aprobó y fue el 19 de marzo de 1911 que se solidarizaron en distintos países con el movimiento por los derechos de la mujer, aceptando al fin el derecho al voto.

Pero aún faltaba que el resto de los países tuvieran la empatía necesaria para comprender el contexto que envolvía al género femenino, fue hasta el año de 1975 que el mundo entero conmemoró por primera vez el Día de la Mujer, justamente el 8 de marzo.

Lo verdaderamente importante no es que  exista un día para que las mujeres y el mundo sea empático y se solidarice con una lucha que  a pesar del tiempo sigue siendo constante y vigente; debe ser una lucha permanente, hasta que entendamos que educar, formar, proteger, respetar, amar, es de todos los días,  y que son temas que nos aquejan a todos sin importar el género al que pertenezcamos; aún tenemos mucho que avanzar como sociedad.