Muro de Berlín, 29 años de la caída de un símbolo de división  

Mientras otros muros se levantan, hoy 9 de noviembre recordamos al “Muro de la Vergüenza”.

Por Valeria Tenorio jueves, noviembre 8, 2018 comentarios

El 9 de noviembre de 1989 cayó el famoso “Muro de la Vergüenza”, el cual dividió a Berlín en dos partes y separó a familias y amigos durante 28 años.

Su construcción se remonta al finalizar la Segunda Guerra Mundial; tras la división de Alemania, Berlín también quedó dividida en cuatro sectores: soviético, estadounidense, francés e inglés.

Los constantes pleitos entre los comunistas y los aliados dieron como resultado el surgimiento de dos monedas, dos ideales políticos y, finalmente, dos Alemanias.

Imagen original, fuente: Página Muy Interesante

En 1949, los tres sectores occidentales (estadounidense, francés y británico) pasaron a llamarse República Federal Alemana (RFA) y el sector oriental (soviético) se convirtió en la República Democrática Alemana (RDA).

Fue hasta el año 1961 que casi tres millones de personas dejaron atrás la Alemania Oriental para ingresar al capitalismo, por lo que la RDA decidió levantar la noche del 12 de agosto de 1961 un muro provisional.

A la mañana siguiente, se había colocado un alambrad provisional de 155 kilómetros que separaba las dos partes de Berlín. Durante los días siguientes, comenzó la construcción de un muro de ladrillo, alejando a las personas de su libertad y de convivir con sus seres queridos.

Acompañando al muro, se creó la llamada “franja de la muerte”, formada  por cables de alarma, trincheras contra los vehículos rodados, una cerca de alambre de púas, 30 bunkers y más de 300 torres de vigilancia.

Imagen original, fuente: Página National Geographic

Entre 1961 y 1989 más de cinco mil personas trataron de cruzar el muro y más de tres mil fueron detenidas. Alrededor de 100 murieron en el intento, la última de ellas perdió la vida el 5 de febrero de 1989.

Su caída fue el primer paso hacia la unificación de las dos Alemanias, que tuvo lugar el 3 de octubre de 1990. Posteriormente, el 20 de junio de 1991 Berlín se convertiría oficialmente en la nueva capital de la Alemania Unificada.

Actualmente los restos de este muro, recuerdo de la represión y Guerra Fría, son una de las mayores atracciones de Alemania. La parte más importante que se ha mantenido en pie se encuentra en East Side Gallery, allí se pueden recorrer 1.3 kilómetros del muro decorado con pinturas que reflejan acontecimientos relacionados con el muro.