Universitarios crían pavos con altos estándares de calidad

Se encargan de revisar que la parvada no adquiera enfermedades, les suministran agua y alimento, además de adecuar la temperatura a los corrales.

Por Notimex viernes, noviembre 30, 2018 comentarios

Por su aporte nutricional, alto rendimiento, bajo en grasas y colesterol, el pavo es un alimento recomendable, por lo que estudiantes y académicos de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) cuentan con módulos de cría de esta ave, con altos estándares de calidad.

Alumnos y académicos de la licenciatura de Medicina Veterinaria y Zootecnia del Centro de Enseñanza Agropecuaria, de la Facultad de Estudios Superiores (FES) Cuautitlán crían y cuidan los pavos.

En ese plantel universitario existen 14 módulos de producción, donde, a mitad del año, los estudiantes realizan sus prácticas profesionales.

A pesar de que el pavo es originario de México, en Virginia, Estados Unidos, se cría el huevo para mejorarlo genéticamente y, a las 12 o 14 semanas, los profesionales universitarios adquieren las crías.

José Carlos Ávila Arreola, técnico e investigador del módulo de aves de la FES, explicó que para obtener altos estándares de calidad en la cría de las aves, se llevó a cabo una investigación previa.

Para su cuidado diario, alrededor de 150 alumnos que realizan sus prácticas profesionales en el módulo de aves, se encargan de revisar que la parvada no adquiera enfermedades, les suministran agua y alimento, además de adecuar la temperatura a los corrales.

“Muelen cacahuate y lo mezclan con el alimento, lo que lo hace rico en proteína y energía”, señaló Valentino Villalobos García, quien es jefe del Centro de Enseñanza Agropecuaria.

Después del objetivo de investigación y docencia, en esa Facultad, se contempla la venta de pavos para la época navideña, a través de su módulo de ventas, ubicado en el campo 4 de la FES, en donde, a diferencia de otros productos, los pavos no tienen más de 30 días de congelación, pues el 90 por ciento de éstos se venden en la primera y segunda semana de diciembre.

De acuerdo con información de UNAM Global, el kilogramo del ave se vende entre los 80 y 85 pesos, mientras que el 10 por ciento de su carne se utiliza para la elaboración de jamón, salchicha y chistorra.