Reproducción asistida eleva números de turismo médico

Se estima que en México los tratamientos de salud son entre 36 y 89% más baratos.

Por Redacción MXN sábado, abril 7, 2018 comentarios

FERTILIDAD_1

Se estima que en México los tratamientos de salud son entre 36 y 89% más baratos.

 

Se estima que en 2014, México recibió más 200 mil pacientes internacionales que acudieron a especialistas del país para tratarse de alguna dolencia, llevar a cabo cirugías estéticas o bien, realizar tratamientos para solucionar problemas de infertilidad.

 

FERTILIDAD_1

 

El principal motivo de viajar miles de kilómetros para resolver un problema que podrían atender en sus países de origen es el costo. Un estudio de Pro México indica que en los centros de salud mexicanos un procedimiento es entre 36 y 89 por ciento más barato que en Estados Unidos.

 

Pese a que no existe una estrategia propiamente definida sobre este sector que crece a un ritmo estimado de 6.3 por ciento al año, el turismo médico se ha posicionado como uno de los principales mercados.

 

FERTILIDAD_2

 

Entre los principales procedimientos se encuentran los implantes dentales, las intervenciones cardiovasculares y los tratamientos de infertilidad. Al respecto de este último, la Secretaría de Salud y ProMéxico estiman que van desde los 18 mil pesos por una inseminación artificial, a los casi 120 mil pesos por el tratamiento de ovodonación (donación de ovulo), el cual tiene un 80 por ciento de éxito.

 

Al ser la infertilidad un problema creciente de la sociedad moderna –debido al estilo de vida actual de las parejas- la reproducción asistida se vuelve un tema de interés turístico e incluso legislativo, pues, a diferencia de otros países, en México aún no existe una regulación sobre ciertos procedimientos.

 

FERTILIDAD_4

 

De acuerdo con la Cámara de Senadores, a través de modificaciones a la Ley General de Salud, se busca que los métodos de inseminación artificial, fecundación in vitro y  gestación subrogada sean reguladas para evitar que el anhelo de un hijo se convierta en un negocio, salvaguardando los derechos y la integridad física de las parejas y del bebé.