ABRAHAM BUCHANAN: EL BATERISTA MEXICANO DE CIRQUE DU SOLEIL

martes, noviembre 25, 2014 comentarios

Talento con calidad de exportación.

Abraham Buchanan se sienta en su batería, cierra los ojos y por algunos minutos emprende un viaje acompañado por las notas de Jazz.

Afuera se queda todo lo malo; los momentos familiares que debió sacrificar por seguir su sueño, los comentarios de la gente que nunca confió en él: “¿Eres músico? ¿Pero qué más haces? ¿Qué más vas a estudiar?”.

Su sueño comenzó siendo niño. Gracias a una tía quedó enamorado de la batería y sus posibilidades. Más tarde comenzó sus estudios con el maestro Emilio García ―músico del popular cantante Marco Antonio Solís― con quien recorrió todos los métodos de enseñanza de este maravilloso instrumento.

Fue Emilio García quien lo impulsó a dejar Aguascalientes para migrar a Los Ángeles, California, para estudiar y seguir desarrollándose. Días de mucho trabajo, apartado, alejado de su tierra y su gente.

¡Algo tiene que pasar! ―se repetía una y otra vez.

Y ese “algo” finalmente llegó. Una amiga de Nueva York le envió un mensaje informándole que uno de los espectáculos más grandes y prestigiosos del mundo estaba a la caza de talentos.

Abraham pensó que se toparía con una empresa soberbia, una que puede estirar la mano y conseguir en segundos a los mejores acróbatas o músicos de todo el mundo. Pero, por el contrario, encontró una institución que se abre y cobija a los nuevos talentos: Cirque du Soleil.

Por eso cada vez que se sienta en su batería y cierra los ojos, sólo piensa en dar más de lo que le exigen. Si le solicitan llegar a una hora, él se presenta media hora antes; si le piden tocar un ritmo, él lo interpreta mejor de lo solicitado.

Así cumple todos los días su sueño de comunicarse y transmitir sus emociones al público, como baterista del espectáculo Joyà del Cirque du Soleil en Riviera Maya.